¡Hoy vamos a ver el mecanismo de manipulación que más utiliza el o la narcisista para manipularte. Porque cuando conoces cómo funciona, te vas a sorprender identificandolo en tu realidad con la persona narcisista.

Veremos:

  1. – Qué es «hacer luz de gas»  (quizás hayas visto el término en inglés: gaslighting)
  2. – Un proceso paulatino
  3. – Las 7 fases de la luz de gas
  4. – Qué hacer: primeros pasos

Si prefieres ver el vídeo, ve al final de esta página.

 

QUÉ ES HACER LUZ DE GAS

Consiste en un mecanismo de manipulación dónde la persona narcisista te miente, te muestra información FALSA como cierta y segura, para hacerte dudar de ti mismx: de tu memoria, de tu percepción, y sobre todo: ¡DE TU CORDURA!

Puede suceder también que esta persona NIEGA lo que pasa con tanta firmeza que te hace dudar de si pasó o no… manipulando tu sentido de realidad.

Así por ejemplo dirá:

– «¡Nunca dije tal cosa!» (niega algo, aunque te lo haya dicho hace 5 minutos)

– «¡Tú sí que eres el problema! ¡Yo sólo lo digo por tu bien!» (proyecta sobre ti y te culpa)

– «¡Olvídalo! ¿Para que sacas eso ahora?» (desvía el tema)

– «¡Era una broma!» (cuando ha usado el sarcasmo o te ha hecho un comentario con intención de herirte, y trata de quitarle importancia)

– «¡Huy qué sensible! ¡No se te puede decir nada!», «¡Tienes la piel muy fina! ¡Tienes que curtirte!» (te desautoriza y crea la duda en ti apelando a tu amor por mamá narcisista, que te lleva a creer que quizás tenga razón).

 

UN PROCESO PAULATINO PARA CONTROLARTE

Como decía anteriormente. El objetivo es hacerte creer que «te pasa algo», y así la persona narcisista, al mostrartelo, te está haciendo un favor y también quiere ser «tu apoyo» para que le entregues tu poder personal, y tener así el control sobre ti. Respira. Es retorcido. Son personas con un nivel de «retorcimiento» interno importante.

Pero ¡claro! Esto es algo que va poco a poco. Mamá narcisista nos ha desautorizado desde la infancia. Pero digamos que de pequeñxs éramos dependientes y por tanto el poder y el control estaba en ella. Al crecer, irá intensificando la manipulación a medida que vea que te influyen amistades, parejas, etc…

Si es una pareja, igualmente no te atacará desde el principio, sino que primero se ganará tu confianza. Empezará con pequeños comentarios, sugerencias… y poco a poco, paulatinamente, irá apretando más el botón para descentrarte y destruir tu confianza en ti misma y en lo que ves o sientes.

Lo cual me lleva a:

LAS 7 ETAPAS DE DESTRUCCIÓN DE TU CONFIANZA

-ETAPA 1. Sembrar la semilla de la duda

Con la excusa de «yo sólo quiero ayudarte» ó «es que me preocupo por ti», te va haciendo ver  «todos tus defectos». De hecho se enfoca en tus errores, y hace que creas que «hay algo malo en ti».Así, mamá narcisista te compara con todxs lxs demás niñxs: ¡Mira tu vecinx qué buenas notas saca! ¡Tu prima sí que es espabilada!. No te dice nada directamente, pero como niñx captas que no es que mamá no sepa ver lo bueno en las personas, es que no ve nada bueno en mi. La semilla de la duda está plantada.

-ETAPA 2. REPETICIÓN. REPETIR, REPETIR Y REPETIR.

Cuando un pensamiento o idea se repite una y otra vez, acaba convirtiéndose en «verdad», o al menos en TU verdad (creencia).

Así, mamá narcisista, seguirá repitiendo lo bueno que son lxs demás niñxs, y además te repetirá una y otra vez lo que haces mal «sólo por tu bien».

Entonces tú intentas dar explicaciones, hacer ver que no eres tan malx, tratas de demostrarle que tú también puedes valer… y sigues, y sigues.. pero NADA es suficiente. Aquí debes entender algo: para mamá narcisista nada tuyo es válido porque así te tiene esforzandote cada vez más por complacerla. Esto mismo te lo puede hacer una pareja, unx jefx…

De este modo, la dinámica en la que entramos es en repetir: una ofensa continua (mamá narcisista) y una defensa continua (chivx expiatorix o hijx victima). Quizás aquí aún no estés completamente vencidx y digas: «¡Eres muy negativa!». Pasamos así a:

– FASE 3. INTENSIFICACIÓN.

Cuando mamá narcisista ve que aún tienes fuerza para rebelarte, intensifica la manipulación. Así, niega todo, te culpa a ti, o le dá la vuelta a la situación convirtiéndote a ti en verdugo. 

Una persona madura, cuando la confrontas, te diría: «Pues tienes razón. Estoy siendo muy negativa! ¡Perdóname! Voy a tratar de ver también lo bueno!»… Pero la madre narcisista, lejos de esto, quiere tener razón siempre, así mete más manipulación:

  • Con lo que yo he hecho por ti…
  • ¡¡Yo solo quería ayudarte!! ¡¡y me tratas así!!
  • ¡No sabes aceptar una crítica!! ¡Así vas mal!
  • ¡¡No tienes autocritica ninguna!!
  • ¿Para qué buscas pelea?

De nuevo esta es una combinación de luz de gas y proyección (su golpe favorito): no sólo te está negando tu punto de vista, sino que también te está haciendo creer que tienes un problema. Te acusa de algo que no estás haciendo: crear problemas, montar dramas, maltratarla… y NADA DE ESTO ES CIERTO. Te está acusando de hacer algo que no haces, y de ser alguien que no eres.

Pero claro: ¡es mamá! y  ¡la quiero! ¿cómo voy a dejar que mi madre piense que quiero hacerle daño? ¿cómo voy a dejar que mi madre piense eso de mí? Y ¿qué pasa? ¡ahi vamos! ¡más gasolina narcisista! Empiezas a justificarte más, a dar más explicaciones, a buscar buenas razones… ¡¡a hacer más por ella!! Y te cuestionas: quizás me pasé… tengo que tener más paciencia… ella solo quiere mi bien, es que tengo que esforzarme más…

Y en la intensificación te hacen creer que hay más personas que te ven ASÍ: «Ya me dijo tu tía…», «lo vieron todos»…  y sigue y sigue: «está claro que no eres consciente de lo que haces», «te estás engañando a ti mismx, vas mal…» -si haces lo que yo quiero irás bien-, …

Así llega un punto en que:

– FASE 4. TE AGOTAS. NO PUEDES MÁS.

Has entrado en la rueda del hamster: mamá te pica, y tu a darle vueltas a las cosas, a explicarte, a razonar, a tratar de hacer «lo correcto»… Acabas exhaustx de tratar de probar que ¡no eres eso de lo que te acusa! y de la otra parte solo recibes una nueva negación, una nueva desvaloración… 

En este punto, la víctima pone muchísimo énfasis en el punto de vista de la persona narcisista, y hace de menos su propia perspectiva y criterio. Tu habilidad de confiar en ti está dañada, y ahora te pones en manos de la otra persona…

– FASE 5. TE HIERE Y TE RESCATA. El juego del castigo-tirita.

Y hete aquí que empieza el juego aún más perverso, y que crea la ADICCION a esta relación. Por un lado te provocará ansiedad, estrés, … te insultará, te llevará al extremo… y esperará a que estés totalmente destruidx para… darte «migajas de amor»: un pequeño gesto, unas palabras (¡venga! ¡ya está! ¡ya pasó!), como la tirita que te pones para dejar de sangrar, y que tapa la herida.

Estos subidones emocionales crean una química adictiva en tu cuerpo, y es así como se genera en ti la dependencia emocional: pasas a apoyarte completamente en el criterio de la otra persona. Tu seguridad ahora viene de la otra persona. 

– FASE 6. FALSAS ESPERANZAS.

Aún así, como seres humanos, nuestra intuición siempre está ahí … y quizás el abuso sea tan grave que un día digas: «¡hasta aquí! ¡no aguanto más!». Es para no creer, pero aquí la persona narcisista dará un giro sorprendente: llorará, te mostrará sentimientos o te dirá cosas que NUNCA ANTES te había dicho o mostrado, te hará ver que está muy arrepentidx (falso arrepentimiento), llorará (lágrimas de cocodrilo, observa si cae lágrima o no)… y ¿qué pasa en la persona «gaseada»? :

«¡Mira! ¡Estaba equivocada! ¡No había visto que ella también sufre! ¡Por fin se está ablandando! ¡Quizás haya esperanza para nosotrxs!!»

La víctima normalmente lo que más desea es ¡¡llevarse bien con la persona amada!! Con este gesto, el narcisista apela a tu empatía, a tu compasión,… y así te engancha de nuevo en su abuso destructor al crearte falsas esperanzas de arreglar las cosas y llevaros finalmente bien!! Pero esto no es real…

– FASE 7. PERDIDA DE CONTROL HACIA LA PERSONA NARCISISTA.

A medida que la manipulación va siendo más intensa, y tú te vas agotando, y vais fluctuando entre el amor-odio en un juego intenso y constante… llega un punto en que todo tu ser, a nivel mental-físico-emocional, está «enganchado» a la droga narcisista.

Así la persona narcisista está en control de tu vida: lo que piensas, lo que crees, lo que haces, lo que no haces, lo que sientes, tus pasiones, tus alegrías, con quién te relacionas, tu dinero… ¡todo!

¿QUÉ HACER?

– Si te has detectado a ti mismx en las primeras fases, y aún escuchas tu intuición: ¡sal de ahí! ¡pon distancia! y empieza a tratar tu dependencia emocional;

– Si estás en la fase dónde el otro tiene el control: por favor no te juzgues ni te hagas más daño. Yo te doy la enhorabuena ¡¡por darte cuenta!! Reconocerlo requiere valentía: y la tienes!! Ahora no te quedes ahí. PASA A LA ACCIÓN: ¡¡busca ayuda!!  Si quieres ayuda, prueba una sesión gratuita conmigo: reserva aquí. No lo pienses más y ¡empieza hoy!¡¡Hay una vida aún mejor esperándote!!

No apagues tu luz para que otra persona se sienta mejor.