• Compartir: Facebook
  • Compartir: Gmail

CUANDO MAMA NARCISISTA VIENE DE VISITA…

por Jul 5, 2021#Entenderelabuso0 Comentarios

La visita de mamá normalmente es una buena noticia. Haces planes de podemos hacer esto y lo otro, la puedo llevar aquí o allí… Sin embargo, cuando mamá es narcisista, sólo saber “que viene” te cambia la cara, ya te te pone nerviosx o ansiosx…

¿Cuándo viene?

  • Por ejemplo, mamá se retira y ahora está aburrida: pues me voy a ver a mis hijos; incluso puede sugerir que ahora que está libre, puede irse a vivir contigo “para ayudarte”;
  • O tienes que hacer algo en casa y con la escusa de ayudarte va y de paso te controla y se queda ¡unos meses!
  • O te aparece ¡para darte una sorpresa!
  • O no tiene entorno “de seguidores” o personas a las que manipule y mangonee, y se va a sus hijos para tener a quién. Se cree con derecho pues “son suyos” y “se lo deben”

¿Cuánto tiempo viene?

Mamá viene, se instala y se queda por tiempo indefinido… Ella será la que ponga fin a su visita cuando así le convenga. Pero nunca te dirá hasta cuando.

  • La perspectiva de mamá narcisista: Se cree con derecho a quedarse lo que le parezca bien, y tú no tienes derecho a decir nada.
  • Tu perspectiva: qué mal hijo / mala hija soy. No quiero que venga, me agobio y me estreso… Aun acaba de llegar y ya desearía que se fuera. Soy una mala persona…
  • Error#1. Si le preguntas: “¿hasta cuándo te quedas?”, ¡prepárate! Sacará todas las herramientas de drama, retorciendo tus palabras para clavarte la culpa: “¿Acabo de llegar y ya quieres que me vaya??? ¿Así agradeces que venga a verte??…”

 

RECUERDA QUE:

 

  • Es normal no querer tener a tu lado a una persona así: negativa, controladora y que te manipula y controla constantemente con la culpa y/o la ira.
  • Tú no le has dicho que se vaya, simplemente querías saber el plazo, lo cual es normal para organizarte;
  • No te dejes manipular por la culpa. No le estás haciendo nada malo. No tienes obligación de entretenerla. Eso es responsabilidad de ella.
  • Debes saber que tienes derecho a poner límites a mamá, y acordar con ella una fecha de finalización. Mamá narcisista se resistirá a hacerlo. En última instancia, sé firme, y ponla tú.

Su estancia

Como Dark Vader, mamá va invadiéndolo todo. Paso a paso. De manera más o menos sutil…

 

CONQUISTA Y DOMINA TU ESPACIO

Mamá narcisista se paseará por tu casa como la jefa. Puede entrar a reorganizar los espacios, moviendo cosas, muebles… o incluso colgándote cuadros sin tu permiso. Así, te pondrá lo que ella usa en primer lugar y te recogerá lo que ella no usa. Si tu usas una cafetera eléctrica y ella usa la cafetera italiana, te recogerá la primera y te colocará la segunda en su lugar. “todo por tu bien”.

Revisará armarios, leerá tus papeles e intimidades. Mamá necesita el control y para ello necesita información sobre ti. Y te lo vende como “te ordené toda la casa”.

 

  • La perspectiva de mamá narcisista: Se cree con derecho sobre tu casa, porque eres su hijo o su hija, y por tanto, tu casa es suya.
  • Tu perspectiva: bueno, no es para tanto. Solo tengo que aguantar por unos días… Tengo que tener paciencia…
  • Error#2. No ponerle límites. No permitas ese dominio de tu espacio. Y no va a ser fácil: sacará las armas pesadas. Mama narcisista pasa por encima de tus límites para tener el control sobre ti. “Mamá no quiero que muevas nada. Si no lo respetas, tendré que invitarte a irte”. Y si no lo respeta EJECUTA. No es fácil, pero debes “educarla” con gestos, no con palabras. Mama narcisista es como una niña que se cree “que todo es suyo”, y no atiende a palabras, sólo a hechos. Y su respuesta puede ser: drama, ira, pataleta, castigo de silencio, llorar desconsoladamente… No cedas. Mamá te ha faltado al respeto invadiendo tu espacio y tu intimidad como elefante por cacharrería.

 

TE DOMINA A TI

Pero no sólo dominará tu espacio. También tratará de dominarte a ti: “¿a qué hora llegas?”. Mientras estés con ella, estará con esa charla o llamadas constantes, reclamando tu atención permanentemente. No eres capaz de pensar. No te deja hacer nada más. Y cuando te des cuenta solo estarás atendiéndola a ella.

 

DOMINA TUS QUEDADAS

Además, conoces sus distintas caras: la cara amable y dulce, la cara de odio e ira, y la cara de drama y lloros… Cuando te pide algo, lo haces para evitar ver ese lado oscuro, para que esté contenta y podáis pasar un buen rato sin drama ni “pollo” de por medio.

De esta manera, solo con un gesto, ella te domina y te tiene haciendo y viviendo por ella. Si vas con tus amigos, te dice p.ej.: “Claro, vete. Yo me quedo en casa”. Así vas y te quedas “preocupadx” por ella que se queda sola. O te empieza a enviar mensajes o llamarte preguntándote cosas o pidiéndote cosas… De este modo, estas con amigos pero pensando en ella, y atentx a lo que a ella le ocurre…

 

TE LLEVA AL LADO OSCURO

Hablar mal de la gente

Quizás eres una persona positiva y alegre, te gusta hacer tu vida y tu lema es: vive y deja vivir. Sin embargo con mamá, empiezas a hablar mal de las personas, hacéis un repaso a amigos, conocidos, familiares, incluso a  tu hermano, abuela…

Queja

Te sorprendes quejándote más, quejándote por todo… Tantos años de terapia para ser más positivx y tras 5 minutos con mamá ¡ya estás con la nube negra de nuevo!!

Pensamiento obsesivo. Acción compulsiva. Descuidarte.

Quizás te hayas dado cuenta de ciertas obsesiones por ejemplo con “hacer cosas sin parar”, tomar café, comer demasiado… y hayas trabajado por mejorarlo.

Sin embargo, llega mamá, te critica esa vida sana, y te impone sus costumbres, te hace comidas calóricas “que te tienes que comer para que no se enfade”. Acabas engordando 15 kilos en una semana de visita…

Si tu madre es hiperactiva, y no deja de hacer-hacer-hacer, te contagiará y acabarás agotadx haciendo-haciendo-haciendo. Esto lo hace con constantes “consejos”: tienes que hacer esto, lo otro… aquí te iría bien… es importante que arregles esto… Cuando te dés cuenta estarás en modo hacer sin disfrutar ni parar…

 

  • La perspectiva de mamá narcisista: Mamá se siente mal si tú te sientes bien. Esto es difícil de creer, pero mamá narcisista es muy envidiosa y envidia también a sus hijos. Nadie puede estar mejor o peor que ella.
  • Tu perspectiva: no quieres hacer nada “que le moleste”, prefieres dañarte tú que tener la sensación de que le haces daño a ella…
  • ¿Qué está pasando? Se ha reactivado el apego traumático, asi mamá te arrastra como un huracán a las dinámicas aprendidas en tu infancia. Si has estado trabajando para superarte, todo eso se va a la basura y te ves haciendo lo que ella hace aún cuando eso sea malo para ti y hubieras decidido dejar de hacerlo.

 

  • Compartir: Facebook
  • Compartir: Gmail

QUÉ HACER

 

1.- Toma conciencia de cómo te afecta estar con mamá

2.- Observa cuanto tiempo puedes estar con ella sin dejar de ser TÚ. Si en cuanto estás con ella inmediatamente vuelves al trauma, busca ayuda.

3.- Pon limites: a ti y a ella. Es la única manera de mantenerte sanx. Recuerda que lo haces para cuidarte y respetarte. Poner limites a tu madre como adulta no es nada malo, aunque ella te lo quiera hacer ver así.

¿Y AHORA QUÉ?

  • Si te ha gustado, estaré encantada de leer para qué te han servido mis palabras. Déjame tu comentario aquí
    wink
    • Compartir: Facebook
    • Compartir: Gmail
  • Si crees que le puede servir a alguien, comparteselo.
    smile
    • Compartir: Facebook
    • Compartir: Gmail
  • Si te has sentido identificadx con lo que cuento y quieres ayuda, escríbeme a info@anapazo.com y te cuento las opciones que tienes, o reserva una sesión diagnóstico conmigo aquí.